jueves, 27 de mayo de 2010

Townhouse en Landskrona, Suecia, por el estudio Elding Oscarson

Por: Arqto. René A. Coral Quintal

Nuestra intención es utilizar los medios pequeños para crear una matriz de diferentes experiencias espaciales en este proyecto muy pequeño.

Elding Oscarson

Este proyecto tiene esa extraña virtud de la que algunos o muchos arquitectos, incluídos algunos de los más reconocidos internacionalmente, carecen: la sencillez.

Viene casi en el código genético de los arquitectos la necesidad de dejarse llevar, de proyectarse a través de sus proyectos, de ser atrevidos, de ir como diría Spock de Star Trek, a donde nadie ha ido jamás, en el terreno de la creación de formas y espacios. Sin embargo a veces lo más dificil de lograr es craer espacios agradables, hermosos y prácticos, con los elementos básicos de siempre.



Por alguna extraña razón a muchos la idea de hacer un proyecto 'común y corriente', en el que no haya mucho margen para 'dejar volar la imaginación y la creatividad' es poco atractiva. Es por eso que este proyecto me ha gustado tanto, por verse tan 'ordinario' pero a la vez ser todo lo opuesto. Con una planta sencilla pero bien resuelta, y una volumetría de lo más simple, este proyecto tiene sin embargo una calidad espacial que salta a la vista en las imágenes de su interior.



Y es que a veces olvidamos que la arquitectura se trata de la creación de espacios, no de volumetrías llamativas y/o plantas arquitectónicas interesantes. Uno no va vivir flotando sobre su vivienda para poder apreciar la planta arquitectónica. Mucho menos lo va a hacer sentado en la banqueta de enfrente contemplando la volumetría de la fachada. Uno va a vivir dentro del espacio contenido por el proyecto diseñado, así que si este hermoso y confortable, y satisface las necesidade del o los usurios, podemos considerar que estamos ante un buen proyecto.

Sin embargo no confundamos las cosas, una buena volumetría, y una planta arquitectónica interesante y bien resuelta son también importantes, y si resolvemos bien las 3 cosas: fachadas, volumetría y calidad espacial, podemos afirmar que tenemos un muy buen proyecto.

Aquí les dejo algunos de los planos de este proyecto, uno modesto que sin embargo a mi juicio, cumple con los 3 puntos antes mencionados. Y recordemos que no siempre se necesitan los grandes proyectos para hacer buena arquitectura, están también esas pequeñas maravillas que se pueden lograr volviendo a la básico, y esos proyectos también son importantes, y una posibilidad para dejarnos llevar, démonos esa oportunidad.


*Fotos y gráficor por Elding Oscarson

Vía: +MOOD